domingo, 13 de mayo de 2018

107. El descreído y la sonrisa.

Yo soy el descreído. La sonrisa... Esa es tuya.

Inocente de mí, en el momento menos indicado, en el lugar más insospechado... Pasó.

Una entrevista de trabajo de rebote en un puesto de rebote tras echar una solicitud una de esas noches de hartazgo e insomnio. Varias llamadas y, ese mismo día, tras una serie de curiosas casualidades, allí estaba yo. Y sí, también tú.

En ese momento mis conexiones neuronales se dispararon. ¿El destino? ¿Qué clase de broma era esta? ¿Torpeza del azar? Yo y mi cara de gilipollas te mirábamos, ambos al mismo sitio: a tu sonreír. 

Absorto al ver que íbamos al mismo lugar. No me lo creía. Estaba pecando de inmadurez, de poca profesionalidad. Me fijaba más en ti que en todo eso que me estaban explicando. — Concéntrate ¿quieres? — me decía a mí mismo todo el rato.

Al segundo día ya fue demasiado cuando, tras una broma, nos reímos juntos... Peor aún cuando volvimos juntos y hablamos un rato en el metro. Parecía hecho adrede, como si nos estuviesen grabando. Antes de despedirme intercambiamos redes sociales, aunque fue iniciativa tuya. Como ya digo, estaba siendo de coña.

Al tercero... Fui yo el que busqué el momento a solas.

Lo demás está ocurriendo ahora mismo. 

Insisto, yo soy un descreído, yo no pienso en estas cosas, yo no buscaba, yo no quería... Pero fue tu sonrisa, mi yo vergonzoso y las miradas cruzadas lo que me han dejado tocado.

¿Ahora qué cojones hago?

martes, 3 de abril de 2018

106. Me gusta. No me gusta.


Me gusta: el cine negro, el rap americano de los noventa, los Balcanes, Shakespeare, Granada, ver llover desde la ventana, los pósteres de películas, los tatuajes, la cerveza belga, las Jordan III, Amare Stoudemire, Jonas Mekas, pasear de noche, los helados de Mercadona, las papas arrugás con mojo picón, Max Weber, Valle-Inclán, Blade Runner, los besos apasionados a unos labios carnosos, las Jordan IV, Andrey Tarkovsky, el humor negro, el humor inglés, las abubillas, el french touch, Cáceres, Eclosión de Miguel Blay, Caravaggio, las cervezas con amigos, Marruecos, el olor a champú del pelo de mis amigas, los juegos de estrategia, ir solo en el autobús, el zumo de naranja recién exprimido, Aura Garrido, John Ford, el color morado, la película analógica, los teatros de Madrid, la iniciativa, la luz, las tiendas de barrio, el cine de samuráis, reírme hasta la extenuación, que confíen en mí, las miradas que hablan por sí solas, Carl Sagan, Thomas Sankara, llevar gorro, andar por el monte y el queso.

No me gusta: el calor, el café, las señoras en el metro, Telecinco, el tabaco, los estirados, la injusticia, los medios de comunicación, La vida es bella, Andy Warhol, Los 40 principales, las religiones, los niños de papá, las acelgas, los mosquitos, Tim Burton, Ana Rosa Quintana, esperar al metro, dormir mal, las agujetas, mis vecinos de arriba, que no me dejen pagar si quiero invitar, los gitanos de mi barrio, los artículos de El País, James Harden, el liberalismo económico, los influencers, los hospitales, los tanatorios, los capillitas, el yogur sabor coco, los extremismos, los ruidos en el cine, José María Aznar, El discurso del rey, el acoso escolar, Ignacio Escolar, la mala educación, la ginebra, los nacionalismos, George Soros, los que nos saben conjugar los verbos, el rap mochilero, llevar zapatos, el puritanismo, la gentrificación, Israel, la Cruzcampo, Iñaki Cano Jr. y el vinagre.

sábado, 31 de marzo de 2018

105. Top 20 de films de la época muda [cine]


1. El acorazado Potemkin. (Sergei M. Eisenstein) URSS
2. El maquinista de la general (Buster Keaton) EEUU
3. Vecinos (Busten Keaton) EEUU
4. Octubre (Sergei M. Eisenstein, Grigori Aleksandrov) URSS
5. La quimera del oro (Charles Chaplin) EEUU
6. El hombre de la cámara (Dziga vertov) URSS
7. Nosferatu (F.W. Murnau) Alemania
8. Viaje a la luna (Georges Méliès) Francia
9. El gabinete del doctor Caligari (Robert Wiene) Alemania
10. Metrópolis (Fritz Lang) Alemania
11. Sanz y el secreto de su arte (Maximiliano Thous, Francisco Sanz) España
12. Vida de perro (Charles Chaplin) EEUU
13. Finis Terrae (Jean Epstein) Francia
14. El chico (Charles Chaplin) EEUU
15. La pasión de Juana de Arco (Carl Theodor Dreyer) Francia/Dinamarca
16. Emak Bakia (Man Ray) Francia
17. Amanecer (F.W. Murnau) EEUU
18. El hotel eléctrico (Segundo de Chomón) Francia
19. Fantasmas antes del desayuno (Hans Richter) Alemania
20. El hombre de la cabeza de goma (Georges Méliès) Francia

Lentita y al pie. Dejé muchas películas que ver en el tintero, pero creo que es una lista bastante completa. Faltan mil cosas, y me van a matar, pero me ha podido la vagueza.

En otro orden de cosas: seguimos esperando, y odio esperar.

viernes, 2 de marzo de 2018

104. Top 10 de films producidos en 2017 [cine]


1. Muchos hijos, un mono y un castillo (Gustavo Salmerón, España)
2. El hilo invisible (Paul Thomas Anderson, EEUU)
3. En cuerpo y alma (Ildikó Enyedi, Hungría)
4. Columbus (Kogonada, EEUU)
5. Loveless (Andrey Zvyagintsev, Rusia)
6. Blade Runner 2049 (Denis Villeneuve, EEUU)
7. Good Time (Safdie Brothers, EEUU)
8. Lucky (John Carroll Lynch, EEUU)
9. Amante por un día (Philippe Garrel, Francia)
10. Brawl in Cell Block 99 (S. Craig Zahler, EEUU)

No hay TOP del mes de Febrero porque casi todo fueron films recientes y muchos aparecen aquí. Aún así quiero hacer mención especial a 'Dos en la carretera' de Stanley Donen, vista en la Filmoteca en una copia de 35mm formidable, a 'Cleo de 5 a 7', la obra maestra de Varda y, por último, a un mediometraje brasileño reciente, poco conocido, llamado 'Mata Atlántica'. 

Por lo demás, aquí sigo, pasando las noches agobiado y planteándome un futuro que no llega. No son ni siquiera noes, en plural, es ignorar mails o solicitudes, desde hace una semana y media. De aquí un mes miraré curro de cualquier cosa y empezaré a ahorrar para irme después de verano. Lo del máster queda descartado viendo el excesivo precio que cuestan... Quizá el año que viene si me veo más desahogado, pero no me meto en uno teórico ni becado.

Al final esto ha quedado, otra vez, igual que hace varios años, como desahogo nocturno, como diario de penas y podredumbres. Servirá de legado y epílogo para cuando muera.

jueves, 22 de febrero de 2018

103. No paran de darnos razones para la resignación

Borges ha muerto. Con él muere una parte de la lucha, la queja y el compromiso artístico e intelectual de este país de perros. Peleaba cada día por la libertad de expresión.

Ayer mismo metían a un rapero en la cárcel por rimar (las propias víctimas de ETA han dicho que es una exageración y no ven necesaria la cárcel), quitaban una obra de arte de ARCO por polémica (el efecto llamada ha sido increíble) y secuestraban un libro, después de muchas ventas y ediciones, porque un personaje citado en el mismo se presentaba como un delincuente (casualmente está imputado por cometer varios delitos).

Mientras tanto, a los creadores de bajos fondos como yo y otros tantos más, los que tenemos esas mismas ganas y ansias de queja y de demostrar cosas, nos vemos casi obligados a pasar por el aro para poder alzar la voz. Están reduciendo el cerco del arte a las esferas con más dinero, que son seguramente las que menos pueden quejarse. Están obligando a hacer del arte un mundo de ricos y niños pijos que contenten a las clases altas. Están creando un Mad Max (no encuentro otra definición mejor) en el que la inmensa masa de los de abajo tengamos que pedir perdón, como si nosotros tuviésemos la culpa de ser pobre e ignorantes.

No termino de resignarme, pero razones no me faltan. Veo cómo los que llevan mi mismo camino siguen adelante gracias al dinero mientras que los demás tenemos que pasar miles de baches a pesar de lucharlo igual o mejor que ellos. Tardaré más, señores, pero llegaré igual. Las miradas de desdén de pijos relamidos sólo alimentan mis ganas de ser mejor. Los obstáculos de gobiernos, lobbies y de esta sociedad enferma provocan más de lo mismo.

Seguimos aquí. Lo haremos.

domingo, 11 de febrero de 2018

102. Top de Enero [cine]

Pierdo las costumbres, hasta las buenas.
El top llega tarde, pero llega. Mucho film reciente debido a que en pocos días soltamos la lista de las mejores del año para las gafas de oro de la plataforma.


1. Mi noche con Maud (Éric Rohmer, 1969)
2. Lucky (John Carroll Lynch, 2017)
3. La quimera del oro (Charles Chaplin, 1925)
4. Brawl in Cell Block 99 (S. Craig Zahler, 2017)
5. Los Ángeles Plays Itself (Thom Andersen, 2003)
6. Amante por un día (Philippe Garrel, 2017)
7. The Florida Project (Sean Baker, 2017)
8. Loving Vincent (Dorota Kobiela, Hugh Welchman, 2017)
9. Wind River (Taylor Sheridan, 2017)
10. La noche de los girasoles (Jorge Sánchez-Cabezudo, 2006)


Enamorado de nuevo por otro cuento moral de Rohmer. Enamorado de las nuevas propuestas en animación que están saliendo. Enamorado del erotismo del film de Garrel. Enamorado de tantas buenas cosas de estos films...


En otro orden de cosas: ya estoy graduado. Todo eso que me ha quitado años y años ahora ha pasado... Y puede que haya sido para nada. Qué cachondo todo.


miércoles, 31 de enero de 2018

101. Hotel ( II )

Te levantas a apagar la luz general para encender la luz de la mesilla. Te veo de espaldas y decido levantarme y rodearte con los brazos, dejándote pegada a la pared. Me aparto un momento y no puedo hacer otra cosa que morderme el labio al verte ahí apoyada, como si posaras para mí, tocada levemente por la luz de la estancia. Y cómo me miras con esos ojos sin fondo...
Nos lanzamos el uno al otro, directamente hacia nuestras respectivas bocas, agarrándonos con fuerza sin percatarnos de esta. Te toco el pelo, la cadera, el culo. Agarro con todas mis fuerzas mientras soltamos quejidos de placer, de ganas, de tener que haber hecho esto antes.
Seguimos el camino de nuestra intuición pasional y caemos en la cama, frente a frente, mientras nos desnudamos ayudándonos de manera infantil, como si hubiésemos olvidado cómo quitar un botón o bajar una cremallera. Yo no cabía en mi placer, en mi lujuria, era incapaz de pensar en otra cosa que no fuese tu cuerpo o tu boca. Y qué boca. Habías conseguido lamer cada parte de mi cuello y morderme el labio varias veces. Hubiese querido no despegarme jamás de tus carnosos labios, perfectos a mi parece y que me volvían loco. 
Rozábamos con nuestros cuerpos el máximo porcentaje de piel del otro. Frotábamos nuestro sexo aún con ropa interior, siguiendo un tambaleo irracional llevado por nuestros impulsos animales. Me apretaba el calzoncillo y me desnudé del todo mientras tú me seguías besando con fuego. Pocas veces me había sentido tan excitado y empalmado como aquella. 
Te levantaste sobre tus rodillas un momento para quitarte el sujetador mientras nos mirábamos a los ojos. Seguía sin ver el fondo de los tuyos, pero sí sentía su calor. Y yo ahí, tumbado, disfrutando del momento, de las vistas, del calor, de tu pasión. Pude ver tus pechos y eran mucho mejores de lo que había imaginado. Me lancé a ellos nada más verlos para lamerlos y meterlos en mi boca tanto como podía. Jugué con tus pezones en mi boca, los mordía y nos paraba de sujetar ambos a la vez, yendo de uno a otro con mis labios. Tú me agarrabas la cabeza y la espalda con fuerza. Comenzaba a notar tus uñas en mi piel pero el dolor no me importaba, ni me importaría el resto de la noche.

Continuará...

jueves, 25 de enero de 2018

100. Lo único que tengo

No sé qué es esto salvo mi cuerpo descamisado en una tarima llena de humo e iluminada por los focos. Borracho, drogado y hambriento. Me movía de un lado a otro buscando manos, sonrisas, escotes y diamantes. Puro ego y vacileo. Me teletransporto con estas movidas, estos estados somnolientos y dejo a mi mente volar, ya cansada, soltando su último aliento. Otro día puedo ser médico, político, piloto, pintor, granjero o leñador. Puedo ser lo que me da la gana en este estado y en este medio. Y tú lo lees y aceptas en tu evolucionada mente dejarte llevar por la misma imaginación que a mí me viene. Esto es un juego de dos: sin lector no hay escritor y viceversa. El milagro del lenguaje y de la comunicación es puramente humano. Tú eres porque yo soy y al revés y no, no es ningún truco de magia, eso no existe. Esto, lo que ves, es real. Igual que mis ojos lo vieron lo ven ahora los tuyos. Puedo ser mil personajes, mil lugares y épocas. Que no te dejen jamás encarcelar tu cabeza, jamás, es lo único que tienes.