lunes, 7 de julio de 2014

2. True Detective, ese gran descubrimiento.

Aún con mil series pendientes decidí que, al tener sólo ocho capítulos y una temporada (de momento), tenía que apartar todo y verla, y sabía que si me enganchaba no me duraría más de dos días.
Así fue, cuatro capítulos un día y otros cuatro al siguiente. Hice MUY bien, desde el primer momento me metí dentro de la historia, cosa que con otras series no me ha pasado (con The Wire tardé cinco capítulos, con Breaking Bad lo dejé al quinto).
La intro es algo magistral, la mejor que he visto en mucho tiempo, con una tremenda simbología, algo también a destacar de toda la serie, su simbología y todos los secretos que esconde, las mil y una interpretaciones de los diálogos y la ambientación.
La cosa se presenta así, varios espacios temporales, un presente y un pasado, una pareja de detectives con mil diferencias entre ellos pero con una cosa clara: Ir hasta el final, pase lo que pase.
Tenía mucha curiosidad por ver a Matthew McConaughey y el porqué de su evolución ya mostrada en películas como Mud o Dallas Buyers Club (oscar merecido) y sí, el tío está impecable, hace un papel que viene perfecto a su personalidad y a su acento.
Con Harrelson no tenía tanto hype, pero sí lo recordaba de aquella cinta lejana, White men can’t jump, y sí, papelón, pero quizá no tan espectacular como el de Matthew debido a las exigencias diferentes de sus personajes (y a su mandíbula).
Después de la pareja ya presentada tienes Lousiana. Estado sureño, gente de pueblo, años noventa…el escenario es perfecto, pero todo mejora si además el rollo cristiano-demoniaco te gusta. Quiero asemejar un poco (un poco) la película Seven con la trama de True Detective, pistas en cada capítulo, subidas y bajadas, un asesino en serie bastante cabrón…
Dentro de los aspectos técnicos destaco los movimientos de cámara, unos travelling suaves y muy estudiados, una fotografía que para una serie es de diez, es espectacular.

Jar recomienda, después de esta breve y bastante justita crítica/descripción, dicha serie.


Para mí, a esperas de ver Gomorra, será la mejor serie de 2014, sendos Emmys se merece, es el guion más impecable del año y seguramente tenga el mejor actor del momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada