martes, 22 de julio de 2014

7. Pequeña reflexión nocturna sobre nuestra madre patria

Es duro no poder sentirse orgulloso de tu país, pero ahora mismo dudo que muchos jóvenes con dos dedos de frente puedan hacerlo, salvo las juventudes peperas o cualquier otra rama de alienados sin personalidad.
España, como tal, es un país de una gran historia, de una cultura extraordinaria y de unas gentes amables y singulares. Parece lo que cualquier guía turístico podría decir de España, pero no le faltaría razón.
Otra cosa es que este país haya sido dirigido por completos ineptos, por personas sin ningún caudal cultural presumible (justamente España abandonó a sus mentes más cultivadas durante mucho tiempo) los cuales se han aprovechado de las personas, del pueblo, de su único sustento, para así enriquecerse a nuestra costa.
Es más, si me retomo a la actualidad, España empezó a ir jodida casualmente con la llegada del euro, con la peseta la economía era buena, los sueldos muy decentes y los precios, pues los normales. Aún recuerdo como mi abuela me daba una moneda de 500 pesetas cada domingo y me daba para ahorrar hasta la siguiente semana. Ahora me da un billete de 10 cada vez que me ve y no me dura casi ni dos días…aaaay los noventa.
Que conste que todo esto no implica que me sienta español ni me sienta orgulloso de serlo, más bien me siento orgulloso de ciertos aspectos, de ciertas personas de verdad que le dan nombre al país, hay gente muy válida aquí, sobre todo en esta generación en la que estamos obligados a ir más allá y dónde la competitividad es monstruosa.
Joder, si es que además España tiene ciudades preciosas: Córdoba, Granada, Cuenca, Salamanca, Toledo, Mérida, Segovia…esas las que conozco, y no hablo de Madrid porque se me cae la baba.
Con esto quiero decir, si no hubiéramos tenido la mala suerte de tener a esta gente encima, ya fueran Austrias, Borbones, caudillos, rojeras…da igual, si hubiésemos tenido otros dirigentes, ahora mismo estaríamos a una altura superior y mucha más gente podría decir que se siente orgullosa de haber sido español.


Y creo que eso es todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada