domingo, 1 de febrero de 2015

27. Top de Enero [Cine]

Mes repleto de estrenos y de candidatas a los premios oscar. En total veintitrés películas han pasado por mí este primer mes del año.

Realicé un pequeño ciclo de documentales, del que quiero hacer mención especial a dos de ellos: Ciutat Morta (2014) e Inside Job (2010), uno por su gran capacidad reivindicativa más allá del audiovisual, más allá de premios y de lo políticamente correcto, siendo este un documento obligatorio para cualquier persona que necesite ser consciente del mundo en que vive; Y el otro, Inside Job, por dar explicaciones a la gran mayoría de problemas económicos actuales (y que, además, ya tuvo su oscar a mejor documental ese mismo año). Además, otros dos documentales de ese pequeño ciclo tienen cabida en el siguiente top también. Intentaré hacer cada vez más amena esta “sección” teniendo en cuenta que puede ser leída por otras personas.


1 – Birdman (Alejandro González Iñárritu) 2014
Siendo realmente objetivo, es la mejor película rodada, técnicamente hablando, desde Hijos de los hombres allá por 2006. Vibrante desde el primer momento, con un ritmo que crece hasta el clímax. Actuaciones de oscar tanto femeninas como masculinas, con la vuelta de un Michael Keaton soberbio con una doble vida entre su realidad y la del personaje al que interpreta. Apenas puedo ponerle pegas a esta película, quizá que no debería estar rodada al 100% en plano secuencia pero, salvo eso, nada más, pues creo que tiene un alto nivel en todo lo que una película puede dar (montaje, guión, banda sonora). Como apunte, Lubezki vuelve a hacer una fotografía de otro planeta después de hacer la de Gravity el año pasado y por la que ganó el oscar, por lo que sí, merece otro oscar. Dejo unas declaraciones sobre la fotografía y el etalonaje de la película.


2 – La sal de la tierra (Wim Wenders, Juliano Ribeiro Salgado) 2014
Colosal y grandioso, no hay más. Un documental que se adentra en la vida profesional de Sebastiao Salgado, reconocido fotógrafo mundial por sus reivindicativas obras y por su afán de ir más allá al introducirse en los parajes más inhóspitos del planeta. Hay belleza y dureza en la misma proporción, por lo que es una obra emocionalmente intensa para el espectador medio. Podría haberse adentrado más en la figura humana de Salgado, haber radiografiado más adentro, pero no puede ser algo que nuble la calidad de este film. Si además conoces la obra del autor, no hay excusa para verlo. El tráiler aquí mismo.


3 – Soy Cuba (Mikhail Kalatozov) 1964
No es un estreno, pero para mí es un gran descubrimiento. Producción conjunta entre la Unión Soviética y Cuba, que nos muestra el alma de la isla desde dentro, desgarrando en blanco y negro el paso hacia la revolución, mostrando a sus gentes y enseñando, con un lirismo apoteósico, la voz de una nación desde todos los ángulos. Al igual que la anterior, es dura, sí, pero también bella.
  
4 – Whiplash (Damien Chazelle) 2014
Amor a primera vista. Electrizante, como diría cualquier crítico y como he leído por todos lados, no hay mejor adjetivo. De un ritmo abrumador que capta al instante la atención. No es la película de jazz que muchos piensan, pero sí la evolución de un adolescente hacia sus metas, la enfermedad de la inconformidad y el trabajo duro para conseguir el éxito sobre todas las cosas. Con un J.K. Simmons espléndido como actor de reparto tenemos aquí a la gran sorpresa del pasado Sundance.

5 - The act of killing (Joshua Oppenheimer) 2012
El otro documental del que necesitaba hablar. Exótico es el contenido y la forma pero no precisamente el continente: La universalidad de la muerte, del genocidio y del odio se encuentran aquí. Nos adentra, este joven documentalista, en la jungla social que es Indonesia, para dar luz a las miles de muertes ocurridas allí hace cincuenta años, cuando un régimen militar se alzó mediante un golpe de estado y mandó asesinar a incontables "supuestos comunistas". Muy dura pero de un valor informativo incalculable.

6 - L.A. Confidential (Curtis Hanson) 1997
Vuelta al noir más puro con esta cinta. Enredos policiales y cuentas pendientes entre la ética y la corrupción, entre los intereses personales y la ambición, entre el amor y el odio...Todos perfectamente ensamblados. Con actuaciones más que notables y con una trama bien llevada a término final, no defraudará a los amantes del género.

7 - Irreversible (Gaspar Noé) 2002
Siempre es difícil calificar una película de Gaspar Noé y esta no es menos, mejor dicho, esta es más todavía. Posiblemente, una de las cintas más escandalosas de los últimos veinte años, por sus secuencias brutalmente explícitas y su tratamiento de lo grotesco aunque, vista desde un punto de vista cinematográfico, es espléndida. Una narración poco común que ya ha hecho las delicias de muchos.

8 - A bittersweet life (Kim Jee-woon) 2005
Una buena ración de nuevo cine coreano en forma de thriller y de película de acción, con el característico toque  que le dan las mafias y las tríadas asiáticas a este tipo de largometrajes. Una venganza llevada al límite, varios choques de intereses y tenemos una espléndida y colorida película.

9 - Nightcrawler (Dan Gilroy) 2014
Uno de los nominados a mejor actor en los globos de oro de este año, Jake Gyllenhaal, por una parte. La ciudad de Los Ángeles, por otra. Juntos dan vida a esta película, en la que un sociópata encuentra su sitio filmando la delincuencia nocturna de las calles de la ciudad. El terreno en el que se desenvuelve nuestro protagonista es el perfecto para que este eche raíces y crezca a medida que se narra la cinta, abarcando gran parte de  la pantalla con sus ambiciones.

 10 - El pasado (Asghar Farhadi) 2013
El director iraní de 'Nader y Simin' nos trae otro drama familiar, otra vuelta de tuerca a la sociedad y a los problemas que pueden llegar a surgir por malentendidos y puertas del pasado mal cerradas. Quizá flojee en ciertos puntos, pero existe tensión en gran parte de la película, con una dirección notable de los actores sobre el guión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada