sábado, 24 de diciembre de 2016

74. Personas

Algunas quieres que se queden, pero se van.
Otras, a pesar de los esfuerzos por abandonarlas, se aferran a ti.
Lamento ambos sucesos, mucho, por nostalgia y por falta de energía.
Resignación y aceptación.
Son las fichas que se intercambian a cada partida y no, jamás me acostumbraré.
A veces no se nos permite siquiera ser responsables de nuestro pasado, para algo que debería fuente de orgullo.
¿Por qué huyen? ¿Por qué se quedan? ¿No he sido claro en ambos casos?
Preguntas. Personas. Una por cada otra. Otra por cada una. Una vida entera plagada de ellas. 
Y, al despertar, esos primeros segundos, olvido el significado de todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada